NOTICIAS

La Defensoría del Pueblo inauguró su nueva sede matriz en Quito: la histórica casa defensorial

viernes, 17 septiembre 2021, 8:30 am

boletin casa

Una planta de geranio, entregada por las y los funcionarios fundadores de la Defensoría del Pueblo, a la Defensora subrogante Zaida Rovira Jurado, y de parte de ella a la nueva generación de servidoras y servidores, es el símbolo que marca el inicio de esta nueva era para la institución. “Ahora, ustedes tienen el compromiso de continuar la tarea de consolidar el respeto y pleno ejercicio de los derechos humanos en Ecuador”, enfatizó.

La mañana de ayer, 16 de septiembre de 2021, en un evento autogestionado con el apoyo de varias entidades, se desarrolló la inauguración de la nueva sede institucional, ubicada en la Av. 12 de Octubre 16-114 y Pasaje Nicolás Jiménez, en Quito.

Genny Vélez, coordinadora general de Transparencia y Acceso a la Información Pública de la Defensoría del Pueblo, dio la bienvenida al evento. “Volvemos a esta histórica casa que nos acogió hace 23 años y que, entonces, nos permitió luchar por la construcción de una sociedad basada en el respeto de los derechos humanos y de la naturaleza”.

“Muchas y muchos estamos a las puertas de la jubilación, pero nos iremos con la satisfacción del deber cumplido y la tranquilidad de que entregamos la posta a una nueva generación comprometida con la tarea de que prevalezca la noble misión de garantizar los derechos de la ciudadanía”, mencionó Edwin Granda, en un momento emotivo, en representación de las y los servidores fundadores de la Institución Nacional de Derechos Humanos del Ecuador.

Cuando han transcurrido algo más de dos décadas, la Defensoría del Pueblo regresa a las mismas instalaciones donde empezó sus funciones, un espacio emblemático que fue el punto de partida de una trayectoria siempre marcada por hitos trascendentales. Este cambio de sede es el inicio de una nueva era de fortalecimiento institucional y de mejora continua en la prestación de servicios a la ciudadanía. El retorno a la ‘casa defensorial’, la que albergará a 230 funcionarias y funcionarios, “significará un ahorro de más de un millón de dólares durante los primeros tres años de comodato, recursos que permitirán continuar brindado una atención de calidad, con calidez y agilidad”, manifestó la titular subrogante.

El tradicional corte de cinta por parte de la Defensora subrogante, al ingreso del renovado edificio, cerró el acto inaugural y, con una cálida bienvenida a quienes acudieron a este momento histórico, inició esta nueva etapa institucional.