programa11

El miércoles 23 de noviembre, Tiempo de Derechos abordó el tema de la identidad cultural, un derecho humano intrínseco que no solo hace alusión a los pueblos, nacionalidades indígenas o a las culturas ancestrales, sino a todas las formas de expresión y pensamiento, a la producción, reproducción y transformación de representaciones simbólicas, entre ellas, manifestaciones sociales y religiosas.

El derecho a la identidad cultural se traduce como la facultad de toda persona a participar en la vida social de una comunidad, con libertad y sin discriminación alguna. Esta se vincula directamente con otros derechos como la libertad de pensamiento, conciencia y religión, la de reunión y asociación pacífica, entre otros. Pero sin duda alguna, la igualdad es una de las características más importantes de la identidad cultural, pues pese a las diferencias y a la multiplicidad de culturas, es derecho de los grupos humanos que se respeten y garanticen los valores, las tradiciones y las costumbres que conforman su cultura.

Para explicar el tema Tiempo de Derechos contó con la participación de Paulina Mogrovejo, delega de la Defensoría del Pueblo en el Consejo de Regulación y Desarrollo de la Información y Comunicación (Cordicom) y María Fernanda Álvaro, gestora cultural; quienes desde un enfoque de derechos humanos profundizaron en el concepto de identidad cultural y lo que implica.

Mogrovejo en su intervención destacó que “cuando nosotros hablamos de identidad cultural estamos hablando de un derecho constitucional, reconocido en nuestro país desde el año 2008 en la norma, además, como un derecho social, un derecho del buen vivir. Todas las personas sin discriminación tanto en nuestra dimensión individual como en nuestra dimensión colectiva tenemos derecho a la cultura”.

Asimismo, aseguró que “la cultura es la producción misma del pensamiento que tenemos las personas, y a través de la cual, además, nos relacionamos e incidimos con nuestro comportamiento en el proceso de interacción de las sociedades. Así que la cultura es muy importante, porque es la vida misma”

Por su parte, Álvaro señaló que la identidad cultural ha estado en un proceso de desarrollo. “Los pueblos y organizaciones han fortalecido la identidad cultural a través de la èrmanencia de nuestras costumbres, de nuestras fiestas, de la memoria ancestral, de la espiritualidad que es un importante frente a toda esta colonización”, explicó.

Ecuador tiene una identidad cultural diversa, pluricultural y multiétnica, lo que hace única a su población, por lo que es necesario aprender a respetar las diferencias y a convivir en una sociedad más respetuosa, inclusiva y solidaria.

Mira el programa 11 de Tiempo de Derechos AQUÍ

Mira el reportaje AQUÍ

Mira el dato de interés AQUÍ