La Defensoría del Pueblo ganó una acción de protección a favor de una mujer en estado de gestación que fue separada de su lugar de trabajo, con el objetivo de tutelar su derecho al trabajo y a la no discriminación.

Doris E, fue separada de la Asociación de Municipalidades de Ecuador, cuando no conocía que estaba embarazada, sin embargo al momento que informó de su condición, la medida no fue retractada por su patrono.

Es así que la ciudadana solicitó la intervención de la Defensoría del Pueblo, a través de la Coordinación General Defensorial Zonal 9 para denunciar el hecho.

La Defensoría del Pueblo al conocer el caso, presentó una acción de protección ante la Corte para solicitar la protección de derechos de la madre y el interés superior del bebé.

Luego de segunda instancia, la Sala de la Corte Provincial de Pichincha aceptó la acción de protección planteada a favor de la ciudadana, pues consideró que efectivamente se habían vulnerado sus derechos y se estaba afectando la situación del niño o niña.

Cabe mencionar que la Constitución reconoce la prohibición de despido de mujeres por causa de su estado de gestación y maternidad, así como la prohibición de discriminación relacionada con sus roles reproductivos.

En tal virtud, se ordenó dejar sin efecto el acto por el cual se dio por terminada la relación contractual y la restitución inmediata de la persona afectada a su lugar de trabajo. Además la peticionaria deberá realizar el trámite correspondiente para que se le restituyan todos los valores correspondientes a los meses que no percibió su remuneración para que el empleador proceda al pago de los mismos.

Por otra parte, se solicitó la capacitación de todo el personal que labora en la entidad con el objetivo de darles a conocer los derechos de la mujer en estado de gestación y la no discriminación.

La ciudadana que se convirtió en madre hace poco, agradeció la intervención defensorial que le permitió conservar su lugar de trabajo y garantizar a su hijo una vida digna.