La Defensoría del Pueblo de Ecuador, el Ministerio de Cultura y Patrimonio, la Gobernación del Guayas y la Universidad de las Artes este 1 de diciembre de 2017, develaron una placa en reconocimiento a las víctimas de graves violaciones de derechos humanos de la provincia del Guayas, documentadas en el Informe de la Comisión de la Verdad.

El evento inició a las 10:30 en la nave central de la Universidad de las Artes en Guayaquil y contó con la presencia de autoridades locales, familiares de las víctimas y medios de comunicación.

Este acto fue parte de la reparación simbólica que estipula el Informe de la Comisión de la Verdad, el mismo que tras una profunda investigación determinó que en la provincia del Guayas se registraron 21 casos de graves violaciones a los derechos humanos, con alrededor de 100 víctimas de delitos como tortura, desaparición forzada, ejecución extrajudicial y detención arbitraria.

En ese contexto, este espacio busca principalmente dignificar la memoria de las víctimas y que a través de esta placa la ciudadanía conozca los hechos ocurridos y así evitar que se repitan.

El rector de la Universidad de las Artes, Ramiro Noriega, dio la bienvenida a los presentes y resaltó la importancia de conmemorar a las víctimas de violaciones de derechos humanos.

De igual manera, el docente e  historiador Ángel Emilio Hidalgo aseguró que para la academia es fundamental recordar situaciones históricas que marcaron al país.  

Por su parte, el gobernador de la Provincia, José Francisco Cevallos hizo referencia a la difícil época por la que tuvo que pasar el Ecuador y felicitó la iniciativa.

El Defensor del Pueblo, Ramiro Rivadeneira Silva, explicó lo trascendental de reconocer a las víctimas y de dejar sentado un espacio que las dignifique. “La verdad, justicia y reparación son obligaciones del Estado en casos de violaciones de derechos humanos”, aseguró Rivadeneira.

Asimismo, el Defensor del Pueblo mencionó que la reparación inmaterial es una forma de disculparse del Estado ecuatoriano, pero no debe concluir ahí. “Nunca más una violación de derechos humanos. Por eso es importante guardar actos como este en la memoria colectiva”.

Finalmente se refirió a los retos en esta materia y reiteró el compromiso de la Defensoría del Pueblo de seguir trabajando con las víctimas de graves violaciones de derechos humanos en el país. “El museo de la memoria es una deuda pendiente que tiene el país. Pero vamos avanzar en ese proceso”.

Luego de que las autoridades develen la placa, Cira Pamela Tapia, víctima indirecta, afirmó que está placa permite que no se olvide a las víctimas y que se haga justicia. Además agradeció a las instituciones involucradas en el proceso de reparación simbólica.