defensoria-pueblo-ecuador-ruminahui

Rumiñahui es el primer cantón de Pichincha en aprobar una ordenanza para la prevención y erradicación del trabajo infantil. El objetivo de este marco normativo es garantizar los derechos de este grupo de atención prioritaria e impulsar políticas públicas que fomenten proyectos, programas y acciones de atención y restitución de derechos de niñas, niños y adolescentes (entre 5 y 17 años de edad) vulnerados.

La ordenanza busca principalmente formular y transversalizar la política pública local de prevención y erradicación progresiva del trabajo infantil; y garantizar condiciones dignas para el trabajo protegido en adolescentes de 15 a 17 años.

Además, plantea la implementación de política pública -en este tema- desarrollando programas, proyectos y servicios con financiamiento permanente y capacidades técnicas con enfoque de género, intergeneracional, intercultural, discapacidades y movilidad humana.

De la misma forma, propone estrategias para fortalecer y articular el trabajo en este eje y en establecer mecanismos para la vigilancia y exigibilidad por parte de la sociedad civil.

La ordenanza es el resultado de un trabajo interinstitucional -realizado bajo un enfoque intergeneracional y de derechos humanos-, pues recoge los aportes de la Defensoría del Pueblo y de otras instituciones técnicas como los ministerios de Inclusión Económica y Social, Salud, Trabajo, Educación e Interior; del Consejo Cantonal de Protección de Derechos de Rumiñahui (Coproder); Misión Social; Fundación Niños con Destino y la Dirección Nacional de Policía Especializada para niños, niñas y adolescentes (Dinapen).

La prevención se compone de dos ámbitos: familiar y comunitario, para lo cual se efectuarán actividades de sensibilización y difusión en el sistema educativo, en organismos e instituciones públicas y privadas, con asociaciones y colectivos y con la ciudadanía en general.

Para la aplicación de dicha normativa se creó una mesa técnica cantonal para la prevención y erradicación del trabajo infantil que definirá estrategias que contribuyan a disminuir esta problemática social y que será la encargada de evaluar anualmente la ordenanza.

En el cantón Rumiñahui el trabajo infantil es una realidad que vulnera los derechos de los niños, niñas y adolescentes y que debe tratarse de forma integral. El trabajo infantil está relacionado con otros problemas sociales como violencia intrafamiliar, alcoholismo, abandono, callejización, mendicidad, drogodependencia, trata y tráfico de personas, delincuencia, entre otros tipos de maltrato, lo cual significará que a largo plazo de convierta en un problema social grave, ante esta situación es necesario impulsar políticas públicas de prevención y garantía de derechos.

 Descargue la ordenanza completa AQUÍ