La Defensoría del Pueblo, en su calidad de Institución Nacional de Derechos Humanos, ante los pronunciamientos emitidos a través de diversos medios de comunicación y redes sociales por parte del colectivo #ConMisHijosNoTeMetas; principalmente frente a la convocatoria realizada para el próximo 14 de octubre, de la denominada Marcha por la Familia; cuyo objetivo plantea defender la familia natural y los hijos, manifiesta:

En el año 2008, las ecuatorianas y ecuatorianos, de forma mayoritaria decidimos construir una nueva forma de convivencia ciudadana, en diversidad; una sociedad que respete, en todas sus dimensiones, la dignidad de las personas y las colectividades. La Constitución constituye un hito para erradicar todas las formas de violencia y discriminación, a través de procesos de debate, diálogo de ideas, así como la pluralidad y la diversidad como elementos de democratización en los ámbitos público y privado, sin recurrir a la afectación ni a la regresión en materia de derechos humanos.

Los pronunciamientos del colectivo mencionado promueven estereotipos e imaginarios sociales con relación a la definición de lo que es una “familia natural”, con padre y madre, argumentando que la familia heterosexual es el modelo único y aceptable, desconociendo otros tipos de familia, como la familia consanguínea que se conforma también con los abuelos, la familia monoparental donde solo hay una persona de las progenitoras, la familia de madre soltera, la familia de personas separados, familias compuestas por personas del mismo sexo, familia adoptiva, familias reconstituidas con un progenitor que se une con una persona soltera sin hijos o familias de distintas culturas étnicas o religiosas, etc., reconocidas en el artículo 67 de la Constitución que manifiesta: “Se reconoce la familia en sus diversos tipos. El Estado la protegerá como núcleo fundamental de la sociedad y garantizará condiciones que favorezcan integralmente la consecución de sus fines. Estas se constituirán por vínculos jurídicos o de hecho y se basarán en la igualdad de derechos y oportunidades de sus integrantes”.

Por otra parte, el debate democrático alrededor de la aprobación de leyes y políticas públicas como el Código de la Salud, la Ley de Violencia de Género, los programas que impulsa el Ministerio de Educación, entre otros, debe permitir la participación de todos los actores sociales; siendo para todos y todas el referente sustancial el marco constitucional y el contenido progresivo de los derechos humanos a través de normas, jurisprudencia y políticas públicas; por lo que cualquier propuesta de carácter regresivo que disminuya, menoscabe o anule injustificadamente el ejercicio de los derechos sería inconstitucional.

Finalmente, la Defensoría del Pueblo hace un llamado al colectivo #ConMisHijosNoTeMetas a realizar sus manifestaciones públicas de manera pacífica como un mecanismo de expresión democrática, por medio del cual exprese sus ideas; así como trasmitir su pensamiento a través de redes sociales evitando insultos, frases denigrantes, amenazas, ridiculización, descalificación por etnia, género o clase, incitación a la violencia o apología a cualquier forma de discriminación, pues no son argumentos, ni ideas en un debate democrático serio.

Ramiro Rivadeneira Silva

Defensor del Pueblo