El 28 de julio, en el Parque Simón Bolívar de Jipijapa -cantón ubicado al sur de la provincia de Manabí- se socializó frente a cientos de ciudadanos la ordenanza del Buen Vivir de las Personas Adultas Mayores, proyecto que fue entregado por el Defensor del Pueblo, Ramiro Rivadeneira Silva; el Ministro de Inclusión Económica y Social, Iván Espinel; y el Alcalde de dicho cantón, Teodoro Andrade. Esto en el marco de la campaña denominada “ciudades amigables con las personas adultas mayores“, que busca sensibilizar sobre el importante rol que juega este grupo poblacional en la sociedad.

La normativa, presentada por la Coordinadora Zonal 4 de la Defensoría del Pueblo, María José Fernández, a las autoridades del Gobierno Autónomo Descentralizado Cantonal de Jipijapa busca fortalecer el núcleo familiar como escenario de protección, desarrollo y cuidado para las y los adultos mayores; impulsando políticas públicas y comprometiendo recursos financieros y técnicos para la ejecución de planes, programas y proyectos que potencien su independencia, autonomía y seguridad. Al sumarse a esta iniciativa, el cantón Jipijapa se compromete a fomentar la erradicación de la violencia, la mendicidad y el abandono; a crear espacios de públicos y recreativos adecuados; a generar medidas de acción afirmativa; a prevenir la discriminación y a la reducción de impuestos municipales.

Durante el evento, el Defensor del Pueblo resaltó la importancia de trabajar con los gobiernos locales para promover normativas que generen condiciones de respeto y promoción de derechos, principalmente, de los grupos humanos de atención prioritaria en el territorio nacional. "No es dádiva, no es un favor, es dignidad el respetar los derechos de las personas adultas mayores, ahí la importancia de promover esta ordenanza