Un ciudadano con discapacidad de lenguaje recibió disculpas públicas por parte de una cooperativa de transporte público, luego de que la Defensoría del Pueblo tuviera conocimiento del caso y tomara las acciones correspondientes.

El afectado, quien se encuentra domiciliado en el cantón Oña, se encuentra realizando sus estudios en la universidad de Cuenca, por lo que de manera regular utilizaba el servicio de la empresa interprovincial “Viajeros”, quienes no respetaron sus derechos de persona con discapacidad a acceder a un 50 % de descuento en la tarifa de transporte, y además recibió varios comentarios discriminatorios por su condición, afectando a su integridad.

La Coordinación General Defensorial de Azuay, junto a representantes de la Agencia Nacional de Tránsito realizaron una visita in situ al terminal terrestre, donde pudieron constatar que efectivamente no realizaron la disminución de tarifa, aún cuando el peticionario presentó su carné de discapacidad. En la misma investigación incluso se detectó el trato indebido que recibió tanto por parte del conductor como del ayudante de una de las unidades de transporte.

La Defensoría del Pueblo, luego de la debida indagación emitió una resolución dando a conocer a la cooperativa de transporte las vulneraciones de derechos que cometieron en contra del ciudadano y exhortando a pedir disculpas públicas al mismo, como medida de reparación, y también la capacitación en derechos humanos a los y las funcionarias de la empresa.

Es así que el Adjunto de Derechos Humanos y de la Naturaleza, Patricio Benalcázar Alarcón, participó el viernes 24 de noviembre del presente, en el acto de disculpas públicas que se llevó a cabo en el terminal terrestre de Cuenca, con la presencia de representantes de la cooperativa de transportes Viajeros, y la persona afectada.

Patricio Benalcázar, durante su intervención resaltó la importancia generar espacios de disculpas públicas, como medidas reparadoras a vulneraciones a derechos. Además resaltó las acciones de la cooperativa, al pedir disculpas al ciudadano, pues señaló que promueven una convivencia pacífica entre las personas basada en el respeto a los derechos humanos.