Foto Desayuno

 

Este jueves 30 de junio se llevó a cabo en el Hotel Quito, un encuentro de trabajo denominado “Empresas y pueblos indígenas: una alianza estratégica y de sinergia”, en el cual se contó con la participación de actores claves del sector empresarial y empresarias/os que trabajan con comunidades campesinas y pueblos indígenas.

Patricio Benalcázar, Adjunto de Derechos Humanos y de la Naturaleza, de la Defensoría del Pueblo, manifestó el interés de la institución nacional de derechos humanos por abordar el tema de empresas y derechos humanos con actores públicos, privados, organizaciones sociales, pueblos indígenas, afrodescendientes y montubios.

Además dio a conocer que la Defensoría del Pueblo ha llevado a cabo diálogos con autoridades públicas por este tema y acciones concretas. Muestra de aquello es la creación del Comité Ejecutivo de Empresas y Derechos Humanos de la Defensoría del Pueblo, el cual tiene como objetivo contribuir en la construcción de una agenda pública que incorpore el tema de empresas y derechos humanos.

Jéssica Estrada, Coordinadora de Proyectos de la Comisión Andina de Juristas, señaló la importancia de una relación dialógica entre el Estado, las empresas y los pueblos indígenas.

En la actualidad, la Comisión Andina de Juristas se encuentra ejecutando el proyecto “Promoción de los derechos de los pueblos indígenas en la Región Andina”, el mismo tiene como objetivo general  la promoción de los derechos de estos pueblos y también promover la consulta previa, libre e informada a los pueblos indígenas de la región andina.

El evento contó con la participación de Raúl Llásag, abogado e investigador indígena; Paola Onofa, de  Naciones Unidas, entre otros

Entre las empresas asistentes estuvieron, PRONACA, Mutualista Pichincha, Green Cleaning, RUNA, Banco Pichincha, Cooperativa Atuntaqui, Reino Estudios, La Ganga, Movistar, Co Working, CERES, Workin Up, EPMAPS, Yanbal, entre otras.

Con esta actividad, se espera impulsar espacios de diálogo entre organizaciones indígenas, Estado y empresas sobre la aplicación efectiva de los principios contemplados en los procesos de responsabilidad social y derechos humanos . Además de conocer experiencias sobre prácticas empresariales dialógicas, responsables y respetuosas de los derechos de los pueblos indígenas.