123

El 18 de noviembre, el Defensor del Pueblo (e), Patricio Benalcázar Alarcón, participó junto a representantes de otras instituciones y organizaciones integrantes de la Red de Defensores de Derechos del Sistema de Protección de las Personas Afectadas por el VIH, en una reunión de trabajo, con el propósito de dejar compromisos sentados dentro de las competencias de cada entidad y así avanzar en el funcionamiento efectivo, mancomunado y coordinado de la Red.

Entre las instituciones participantes estuvieron los ministerios de Inclusión Económica y Social, Salud Pública, Trabajo y Justicia, Derechos Humanos y Cultos, la Defensoría Pública, y la Fundación Ecuatoriana Equidad; quienes se sumaron a los compromisos en la lucha por los derechos de las personas que viven con VIH.

Durante su intervención, Benalcázar recalcó que se debe abordar el tema del VIH con un enfoque de derechos humanos y que la Defensoría del Pueblo ha trabajado desde el inicio de la Red. “Incluso se emitió una Resolución sobre el acceso a la salud y especialmente a medicamentos necesarios para personas con VIH”, señaló.

Asimismo, Benalcázar señaló que en este proceso el fin de la Defensoría del Pueblo es generar diálogo y propiciar la democracia y el respeto por los derechos humanos.

Al finalizar, el Defensor del Pueblo aseguró que la Institución Nacional de Derechos Humanos siempre apoyará este tipo de iniciativas que propicien el diálogo y compromisos institucionales.

El objetivo de esta jornada fue suscribir un convenio en el que se establecieron compromisos enfocados en brindar servicios jurídicos integrales a personas afectadas por el VIH, contribuir a la reducción de la discriminación, incidir para crear o mejorar políticas públicas y privadas en favor de los derechos.

Sobre el Sistema de Protección

El Sistema de Protección de Derechos de las Personas Afectadas por el VIH funciona  desde el año 2012 y su objetivo principal es fortalecer el ejercicio de los derechos de las personas afectadas por el VIH en Ecuador.

Esta iniciativa cuenta con tres componentes estratégicos y complementarios: una red de defensores de derechos que brinda servicios legales integrales a personas que viven con VIH; una escuela de defensores de derechos donde los/as integrantes de la Red se capacitan; y un observatorio ciudadano de derechos humanos encargado de realizar estudios e informes sobre la situación de los derechos de las personas con VIH y el cumplimiento de la normativa jurídica.

Puede descargar el convenio suscrito AQUÍ