BannerMemoria

El Defensor del Pueblo, Ramiro Rivadeneira, junto con los titulares de los Ministerios del Interior, Pedro Solines; y, de Cultura y Patrimonio, Raúl Vallejo, dieron luz verde para la inmediata habilitación del “Museo de la Memoria”, en las instalaciones del Distrito Manuela Saenz, sitio en el que funcionó el Servicio de Investigación Criminal de Pichincha (SIC) y que según investigaciones de la Comisión de la Verdad, operaba como un centro de aislamiento y tortura.

En una reunión y recorrido efectuados a las instalaciones reacondicionadas del ex regimiento Quito, en el centro de la ciudad capital, las autoridades revisaron el estado del lugar determinado para la creación del “Museo de la Memoria” y comprometieron su contingente para contar con este espacio de rememoración colectiva, cumpliendo con la responsabilidad que establece la Ley para la Reparación de las Víctimas y la Judicialización de Graves Violaciones de Derechos Humanos y Delitos de Lesa Humanidad, ocurridos en el Ecuador, entre 1983 y 2008.

En ese período de 25 años de vida del país, existieron graves afectaciones a derechos humanos que fueron identificadas y debidamente documentadas en el informe de la Comisión de la Verdad, creada para investigar estos hechos. Una de sus recomendaciones fue implementar espacios de memoria que se visibilicen como un proceso de reparación hacia las víctimas y como garantía de no repetición de este tipo de actos en el futuro.

El profundo significado de que el “Museo de la Memoria” se levante en el antiguo SIC tiene que ver con la necesidad de reconciliación con la sociedad ecuatoriana, en un espacio reconocido como un lugar de graves vulneraciones a derechos humanos, para que renazca como un espacio de promoción de derechos, y cultivo de la memoria y la justicia en el país.

La Defensoría del Pueblo, como institución coordinadora del Programa de Reparación; y el Ministerio de Cultura y Patrimonio, como ente rector en materia de cultura, empezarán inmediatamente las gestiones y trámites correspondientes para la creación de la galería dedicada a documentar y conmemorar a las víctimas de graves violaciones a los derechos humanos y crímenes de lesa humanidad cometidos en el territorio nacional.

Mantener viva la memoria colectiva de las víctimas, en esos años de la historia del Ecuador, es intentar reconstruir procesos políticos y sociales sucedidos en las últimas décadas, que posibilitan identificar actores e instituciones comprometidas con el ejercicio de recordar y hacer recordar el sufrimiento de las víctimas y sus familias. El registro de la memoria es un elemento fundamental en los procesos de lucha contra la impunidad y el olvido.

Mira las fotografías de la visita AQUÍ