Banner-desaparecidos-defensoria-del-pueblo-de-ecuador


La Defensoría del Pueblo de Ecuador expresa su preocupación tras conocer que el monumento a las personas desaparecidas que se encontraba en el parque El Arbolito -y que constituía una medida simbólica de reparación- fue retirado por el Municipio del Distrito Metropolitano de Quito.

Este monumento que se levantó en el año 1997 y que fue construido por donaciones de la ciudadanía, con el propósito de aportar a la memoria colectiva del país, constituye una medida de reparación simbólica por hechos que atentaron contra la dignidad humana.  

La Empresa Pública Metropolitana de Movilidad y Obras Públicas de Quito se comprometió incluso a dar mantenimiento periódico a los monumentos de memoria y sitios simbólicos, así que con el retiro de este monumento se contraviene un acuerdo establecido.

En ese sentido, la Defensoría del Pueblo en el marco de sus competencias considera que se estaría afectando a los derechos de las víctimas que se conmemoran en ese monumento, a sus familiares, y a la sociedad en general. Este planteamiento se basa en el principio esencial de la justicia transicional y de la generación de memoria colectiva, que tiene como finalidad evitar que hechos como las desapariciones se repitan en el país.

Por lo tanto, la Institución Nacional de Derechos Humanos solicita al Municipio de Quito una explicación sobre este hecho por incumplir un compromiso del Estado con las Víctimas en particular  y la ciudadanía en general,  así como normas expresas tanto nacionales como internacionales que favorecen la creación, cuidado y mantenimiento de espacios de memoria.