defensoria-pueblo-ecuador-amicus

El 6 de julio de 2017, la Defensoría del Pueblo presentó un Amicus Curiae a favor de 10 personas de nacionalidad indígena de la provincia de Imbabura y solicitó a la Corte Provincial, se conceda las pretensiones de los accionantes en vista que se han vulnerado normas constitucionales e internacionales sobre el derecho a la igualdad y no discriminación.

El proceso jurídico inicia después de que las personas afectadas presentaran una acción constitucional ordinaria de protección, al sentir vulnerados sus derechos por el personal de un centro de diversión nocturna, ubicado en la ciudad de Otavalo.

Según explican los peticionarios, el 26 de agosto de 2016 acudieron a la discoteca “Los shots de la Jampa”, donde injustificadamente les negaron el ingreso, en razón de que estaba prohibida la entrada de personas indígenas al establecimiento.

Con esta acción de diferenciar a las personas por su pertenencia étnica se violaron principalmente los derechos a la igualdad y no discriminación de estas personas, además de su derecho a la identidad cultural, a la recreación y esparcimiento, a fortalecer su identidad, a no ser objeto de racismo y a un servicio de calidad, entre otros.

La Defensoría del Pueblo acompaña esta denuncia desde el inicio, a través de vigilancia procesal. En fase de apelación, la presentación de un Amicus Curiae responde al riesgo de que la justicia a favor de este grupo históricamente excluido sea sacrificada por la sola omisión de formalidades.

En ese sentido, el Amicus Curiae expone tres consideraciones. La primera hace referencia a la forma en la que el centro de diversión nocturna hace una distinción negativa de la condición étnica de las personas, desconociendo el derecho a la igualdad material y no discriminación.

La segunda expone que la sentencia emitida por la jueza de la Unidad Judicial Civil con sede en el cantón de Otavalo deja de lado el fondo del asunto tomando en cuenta únicamente la falta de legitimidad pasiva de los accionados, sin identificar que existió vulneración de derechos dejando en la indefensión a los peticionarios.

Y la tercera hace un llamado a los Gobiernos Autónomos Descentralizados Municipales (GADM), encargados de otorgar los permisos de funcionamiento de estos lugares, a que promuevan la generación de espacios libres de violencia y discriminación. Asimismo, invita a los GADM a tomar medidas como la suspensión temporal en casos de discriminación y a elaborar campañas de sensibilización ciudadana promoviendo el respeto a las personas independientemente de su identidad y su condición.

El dato

Amicus Curiae o amigo de la corte, es un recurso que se utiliza para designar la intervención de un tercero en una disputa judicial con el fin de aportar con su opinión en la resolución final del litigio. Esta sustentación es de trascendencia para el proceso judicial.

Descargue el Amicus Curiae completo AQUÍ.