EEUU

Tras conocer la nueva política migratoria establecida por el actual presidente de los Estados Unidos para los próximos años, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) de México solicitó a órganos del sistema universal de derechos humanos la vigilancia a los efectos que tendrán este tipo de medidas a nivel regional.

La CNDH de México se dirigió al Comité de Trabajadores Migratorios de Naciones Unidas, así como a los Relatores sobre detenciones arbitrarias y migrantes con la finalidad de solicitar un seguimiento y pronunciamiento de éstos órganos, petición a la que se suma la Defensoría del Pueblo de Ecuador, reiterando su apoyo a esta iniciativa y promoviendo desde su espacio la adopción de acciones conjuntas -con otros países de América del Sur- para promover la protección de derechos humanos de las persona migrantes que viven en EEUU y quienes sean sujetos de deportación o expulsión de manera arbitraria e indebida.

En ese sentido, la Defensoría del Pueblo de Ecuador solicita al Consejo Andino de Defensores del Pueblo, presidido por Colombia; a la Red de Instituciones Nacionales de Derechos Humanos de las Américas, dirigido por Bolivia y a las Defensorías de Perú, Argentina, Paraguay, Brasil, Venezuela, Uruguay, Chile y Panamá sean partícipes de esta iniciativa que busca principalmente promover el respeto por la dignidad humana y poner en evidencia -si así fuese- acciones que propicien la defensa de derechos humanos.

Mira las cartas del Defensor del Pueblo de Ecuador a sus similares de Surámerica AQUÍ

Mire el comunicado de la CNDH AQUÍ