defensoria-pueblo-ecuador-aampetra

Este lunes 3 de julio a las 7:00, el Defensor del Pueblo, Ramiro Rivadeneira Silva, acudió al acto de reparación inmaterial a 41 niñas y niños de la Academia Aeronaútica “Mayor Pedro Travesari”, quienes fueron víctimas de atentado contra el pudor por parte de un profesor.

Esta es la segunda ceremonia que se efectúa por disposición del Tribunal de Garantías Penales de Pichincha, tras el incumplimiento de la medida de reparación integral, por parte del rector de la unidad educativa.

El acto inició en presencia de Thania Moreno Romero, fiscal general subrogante; Mayra Soria, fiscal que llevó el caso; Álvaro enz Andrade, Viceministro de Educación; autoridades de la institución educativa; delegados/as de Unicef Ecuador y padres/madres de familia de las víctimas.

Durante el mismo se develó una placa conmemorativa y se presentó disculpas públicas. El Defensor del Pueblo hizo hincapié en que sea el rector de la Academia Aeronaútica “Mayor Pedro Travesari” quien ofrezca disculpas y descubra la placa.

“Nosotros como Defensoría del Pueblo estamos acompañando el dolor de los padres y de las madres. Nosotros constatamos que ocurrió un hecho muy doloroso. No se puede revertir los hechos pero sí se puede sentar un precedente para que ningún niño o niña vuelva a ser abusado en ningún espacio de la sociedad”, señaló el Defensor del Pueblo en entrevista con medios de comunicación.

Amparo Molina, madre de familia y representante de las víctimas, expuso detalladamente el largo proceso por el que tuvieron que pasar para lograr esta reparación. Asimismo,  hizo un llamado a autoridades de la institución, funcionarios públicos y medios de comunicación para que hechos como este no se repitan.

Por su parte, Mayra Soria dio lectura a la sentencia dentro de acto de reparación inmaterial, la misma que instó a las autoridades educativas tomen medidas de política pública para evitar que actos como este se repitan. “La placa no repara el daño pero es un recordatorio de lo que les pasó a 41 estudiantes en estas aulas”, afirmó.

Mientras las disculpas se desarrollaron al interior de una aula, en el patio del establecimiento educativo se dieron cita padres y madres de familia que respaldan al colegio y a sus autoridades. Con pancartas y expresiones de apoyo levantaron su voz contra el evento en memoria de las víctimas de abuso.

Frente a ello, el Defensor del Pueblo demandó al rector de la unidad educativa, se guarde respeto al acto. Explicó que es una disposición dada por el Tribunal Penal y que se debe acatar. Además, en diálogo con los manifestantes, Rivadeneira invitó a evitar la confrontación y a permitir que el dictamen se cumpla de forma pacífica.

La Defensoría del Pueblo, frente a los inconvenientes que se presentaron en el primer acto de reparación que se llevó a cabo el pasado 19 de junio, se pronunció sobre la importancia de reivindicar el derecho a una reparación integral, justa y digna, exigiendo a las autoridades competentes un ejercicio honesto, responsable y ético en el cumplimiento de la sentencia del Tribunal Penal.

Mire las fotografías del acto AQUÍ