El Defensor del Pueblo de Ecuador, Ramiro Rivadeneira Silva, participó este 4 de septiembre de 2017 en la Comisión de Justicia y Estructura del Estado de la Asamblea Nacional, encabezada por la Asambleísta Marcela Aguiñaga, para presentar sus observaciones al Proyecto de Reformas al Código de la Niñez y Adolescencia.

La Comisión de Justicia escuchó los puntos presentados por el titular de la Institución Nacional de Derechos Humanos, los cuales se enfocaron en cinco aspectos fundamentales: la corresponsabilidad parental, tenencia compartida, rendición de cuentas, demanda de alimentos en el exterior y situación de los padres que están privados de libertad por no cancelar valores de pensiones alimenticias.

Al inicio de su intervención, el Defensor del Pueblo mencionó las expresiones de colectivos a favor y en contra de la reforma, realizadas en medios de comunicación y redes sociales. En esa línea, hizo un llamado al diálogo a los diferentes actores, en el marco de las ideas y argumentos, con el fin de precautelar la integridad de las personas, en especial las niñas, niños y adolescentes.

Con respecto a la propuesta, Rivadeneira solicitó a la Asamblea Nacional, que de manera integral se incorporen los criterios del Sistema Internacional de Derechos Humanos sobre el derecho de niñas, niños y adolescentes a ser escuchados, así como el principio de interés superior, en especial las observaciones No. 12 y 14 del Comité de Naciones Unidas para el cumplimiento de la Convención Sobre Derechos del Niño.

Con respecto a la corresponsabilidad parental, el Defensor del Pueblo se refirió al principio constitucional de corresponsabilidad materna y paterna, así como la necesidad de que las madres y los padres cumplan sus deberes y derechos con respecto a hijas e hijos. Para la institución nacional de derechos humanos resulta inadmisible en un Estado de derechos, que una madre o un padre, de forma injustificada, pierda el contacto y la relación con sus hijas e hijos.

Sobre la tenencia, el Defensor del Pueblo reivindicó el rol de juezas y jueces, primero como espacios de resolución cuando la madre y el padre no pueden llegar a un acuerdo sobre la tenencia; y, en segundo lugar, como responsables de velar por el respeto del interés superior de niñas, niños y adolescentes, en los acuerdos previos. Para el Ombudsman, en una relación de poder o violencia, el acuerdo entre madre y padre puede estar afectado por algún tipo de coacción. En ese sentido, el juez debe valorar que los acuerdos no vulneren los derechos de sus hijas e hijos, así como el respeto al principio constitucional de corresponsabilidad.

En relación a la rendición de cuentas, el Defensor del Pueblo expresó su desacuerdo con los mecanismos propuestos y propuso valorar otras formas de regulación que, lejos de profundizar los conflictos o violencia entre madres y padres, permita el respeto a los derechos de niñas, niños y adolescentes; y  además promueva una vida digna para las hijas e hijos, en el presente y futuro.

Además, el Defensor del Pueblo solicitó incorporar al debate la protección de las niñas, niños y adolescentes ecuatorianos, cuando uno de sus progenitores se encuentren en el exterior, a través de formas de regulación para establecer pensiones y mecanismos para demandar alimentos fuera del país.

Finalmente, Ramiro Rivadeneira pidió a la Comisión de Justicia que se discuta sobre el apremio personal parcial para las personas que no tienen empleo o por otras razones están impedidas de cumplir con la pensión alimenticia. “El apremio personal parcial permite que la persona cumpla con la privación de la libertad en la noche y en la mañana pueda buscar los medios de subsistencia para que las niñas y niños cuenten con lo necesario”, expresó.

La Defensoría del Pueblo, en su calidad de institución nacional de derechos humanos, ratificó ante la Comisión de Justicia su compromiso de precautelar la vida digna de este grupo de atención prioritaria y el respeto y garantía de sus derechos.

Descargue el análisis normativo del Proyecto de Reforma al libro II del Código Orgánico de Niñez y la Familia de la Defensoría del Pueblo AQUÍ