defensoria-pueblo-ecuador-epu

 Entre el 1 y el 5 de mayo de 2017, el Grupo de Trabajo del Examen Periódico Universal (EPU) del Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, mantuvo un diálogo interactivo con nuestro país, con el fin de establecer avances y retos para la plena vigencia de los derechos humanos de las personas que habitan en el Ecuador.

Al respecto, el Defensor del Pueblo expresa:

  1. El EPU es un mecanismo implementado por Naciones Unidas para promover un encuentro entre el Estado examinado, en este caso Ecuador, y los países interesados en conocer, intercambiar o proponer buenas prácticas en materia de derechos humanos, de forma constructiva y objetiva. Las recomendaciones a los Estados tienen como fin el desarrollo y ampliación de los derechos, en el marco del respeto a la soberanía y autodeterminación de los pueblos. El Defensor del Pueblo hace un llamado a los diferentes actores para usar esta herramienta con el fin de fortalecer las instituciones democráticas de nuestro país, así como para fomentar el diálogo fértil y la participación ciudadana.
  2. El Defensor del Pueblo se suma a la felicitación realizada al Ecuador por parte de los Estados, por los esfuerzos realizados en materia de derechos. Reconoce los avances de nuestro país en educación, igualdad formal y material, no discriminación, protección a víctimas de trata de personas y reparación de casos por graves violaciones a derechos humanos con base en el informe de la Comisión de la Verdad.
  1. Igualmente, subraya los compromisos asumidos voluntariamente por el Estado ecuatoriano, como fortalecer el sistema SÍ DERECHOS como herramienta de información y seguimiento del cumplimiento de los derechos humanos en el país; continuar impulsando en NNUU un instrumento internacional vinculante sobre empresas y derechos humanos; y, compartir experiencias en movilidad humana y reforma judicial.
  1. Alienta y se suma a las iniciativas para continuar con políticas que aseguren los derechos a la vida, integridad, prevención de la tortura y otros tratos inhumanos, crueles y degradantes, incluidos los que se producen en las mal llamadas clínicas de deshomosexualización; derechos colectivos, derechos de las personas adultas mayores, derechos de la naturaleza, protección a personas LGBT, erradicación del trabajo infantil, derechos de personas con discapacidad y consulta previa.
  1. En el marco de los derechos de las mujeres, la Defensoría del Pueblo muestra su preocupación por el incremento de las víctimas de violencia de género, con extremos como el femicidio, razón por la cual alienta y se activa para continuar en los procesos de prevención, tutela y sanción a los responsables, pero también en el cambio de patrones culturales machistas que persisten en la sociedad ecuatoriana. La calidad de la democracia también implica democratización en la familia, en la escuela y en el espacio público y privado. Además, planteamos un debate serio y responsable sobre los derechos sexuales y reproductivos, en especial de niñas y adolescentes; y un combate frontal a la violencia y discriminación a personas LGBT.
  1. En cuanto a temas como libertad de expresión, libertad de asociación y protección a defensoras y defensores de derechos humanos, el Defensor del Pueblo invita al Estado ecuatoriano y a la sociedad civil del país, a promover un diálogo abierto y constructivo sobre estos temas. Sobre el Decreto 16 y 739, convoca a reflexionar y discutir sobre la necesidad de regular, con rango de ley, a las organizaciones sociales, con el fin de reducir la discrecionalidad administrativa y fortalecer la seguridad jurídica en cuanto a libertad de asociación.
  1. Respalda la adopción de instrumentos para el seguimiento de recomendaciones, el fortalecimiento del Plan Nacional del Buen Vivir y las Agendas Nacionales para la Igualdad. En esa línea, considera oportuno, en el momento histórico del país, que el Gobierno ecuatoriano impulse una agenda nacional de derechos humanos, donde confluyan las instituciones públicas, sociedad civil, academia, pueblos, nacionalidades y colectivos.

Para la Defensoría del Pueblo, el diálogo entre actores sobre los grandes objetivos nacionales es imperativo. Debatir con respecto a la vigencia plena de los derechos humanos para todas y todos, confrontar ideas, reflexionar sobre desigualdades y discriminación, privilegios y desventajas, libertad real, igualdad material y futuro, son acciones que nos unen como sociedad democrática.

 

Ramiro Rivadeneira Silva

DEFENSOR DEL PUEBLO

Descargue el Informe Prelimar correspondiente al EPU de Ecuador AQUÍ

Descargue el pronunciamiento completo AQUÍ