banner defensor (1)

Del 31 de mayo al 2 de junio del presente, el Defensor del Pueblo de Ecuador, Ramiro Rivadeneira Silva, se trasladó hasta Argentina para coordinar acciones conjuntas con la Defensoría del Pueblo de la Provincia de Buenos Aires. Asimismo participó en la VIII Asamblea General del Instituto Latinoamericano del Ombudsman que se desarrolló en Uruguay.

El 31 de junio, la máxima autoridad de la institución nacional de derechos humanos mantuvo una reunión de trabajo con los representantes de la Defensoría del Pueblo de la Provincia de Buenos Aires para diseñar áreas de apoyo continuo en el cumplimiento de objetivos del Observatorio de Derechos Humanos de las Defensorías del Pueblo de América del Sur.

Además, el Defensor del Pueblo compartió con la entidad de derechos humanos de la Provincia Buenos Aires, las experiencias adquiridas durante el Exámen Periódico Universal que Naciones Unidas realizó a Ecuador el mes anterior, debido a que Argentina próximamente se someterá a este proceso.

El 1 y 2 de junio, Ramiro Rivadeneira participó en el Seminario y VIII Asamblea General del Instituto Latinoamericano del Ombudsman “Derecho a la ciudad y sustentabilidad. Experiencias y perspectivas de las instituciones defensoras de los DDHH”, que se llevó a cabo en Montevideo, junto a representantes de varias instituciones nacionales de derechos humanos que componen la Federación Iberoamericana del Ombudsman - FIO.

Durante su intervención en la mesa denominada “Conferencia Mundial Hábitat III y los desafíos para las Defensorías del Pueblo”, el Defensor del Pueblo señaló la importancia de que las instituciones de derechos trabajen para garantizar el cumplimiento de los acuerdos establecidos en el marco de Hábitat III, pues se trata de construir ciudades y asentamientos humanos inclusivos, seguros, resilientes y sostenibles.

Insistió en que las Defensorías del Pueblo deben trabajar para garantizar que los compromisos, normativas, políticas, programas y proyectos que implementen los Estados alrededor de la Agenda 2030, estén en concordancia con los derechos humanos.

Enfatizó también en la necesidad de dar un seguimiento desde las instituciones para verificar que los objetivos de la Agenda 2030 se cumplan y así se garantice a la población una vida digna fundamentada en el cumplimiento de los derechos humanos.

Cabe señalar, que temas como sustentabilidad, urbanismo, género, espacio público, desarrollo sostenible, servicios públicos, derecho a la ciudad, participación e identidad cultural fueron también abordados durante el desarrollo de esta jornada.

Se espera que estas actividades permitan fortalecer el trabajo emprendido por las instituciones de derechos humanos de la región, como contribución a una sociedad con accesibilidad integral a los derechos humanos.