Este 27 de julio de 2017, colectivos LGBTI entregaron una placa de reconocimiento a la Defensoría del Pueblo de Ecuador por su trabajo en la protección de derechos humanos de este grupo humano de atención prioritaria, así como por su lucha continua contra la discriminación.

A la ceremonia asistieron el Defensor del Pueblo, Ramiro Rivadeneira Silva; la Ministra de Justicia, Derechos Humanos y Cultos, Rosana Alvarado; Sandra Álvarez Monsalve, representante de las personas LGBTI; y María Isabel Cordero, coordinadora del proyecto “Adelante con la Diversidad Sexual”.

Sandra Álvarez, durante su intervención, destacó el compromiso de la institución y de su titular al defender y promover sus derechos. “Queremos resaltar la coherencia entre el discurso y la práctica de quienes día a día cumplen con su cometido de colaborar en la construcción de una mejor sociedad, en la promoción de mejores seres humanos creyentes de la igualdad y no discriminación”, aseguró.

Asimismo, Álvarez realizó un homenaje a las funcionarias y funcionarios de la Defensoría del Pueblo por su labor. ”Siempre nos han brindado un espacio para soñar en conjunto. Quiero agradecer por toda la apertura y el esfuerzo desplegado para cumplir con las propuestas que como organización hemos traído a nuestra Defensoría, espacio en el que nos sentimos seguros/as”, dijo.

Por su parte, la Ministra Rosana Alvarado celebró este acto y se sumó a la reivindicación de los derechos humanos a través de políticas públicas. “Creo que hay que tener conciencia de que los pequeños pasos que estamos dando están abriendo senderos hacia la política pública a favor de las minorías sexuales”, señaló.

Para finalizar el acto conmemorativo, el Defensor del Pueblo agradeció al colectivo LGBTI este reconocimiento. “Ir adelante con la diversidad significa que llegará un momento en el que en la sociedad tengamos todos y todas las mismas oportunidades y posibilidades en todos los espacios. Hacia allá queremos caminar y para esto hay que pasar del discurso a la práctica”, mencionó.

Uno de los proyectos emblemáticos de la Defensoría del Pueblo es la resolución del 2015 en la que se estableció la contratación de personas pertenecientes a grupos de atención prioritaria, entre ellas, personas LGBTI. “En el año 2015 logramos incorporar a la Defensoría del Pueblo 35 personas de diferentes colectivos. Casi el 3% del personal de la Defensoría son del colectivo LGBTI. Estos son pequeños pasos pero estamos comprometidos en alcanzar la plena igualdad de derechos”, afirmó Rivadeneira.

Estuvieron presentes también miembros de la Fundación Pakta, la Organización Ecuatoriana de Mujeres Lesbianas, Fundación Ecuatoriana Equidad, Fundación Causana y Fundación Sendas; quienes a través de esta iniciativa buscan reconocer la labor de la Institución Nacional de Derechos Humanos en pro de una sociedad más inclusiva y respetuosa de las diversidades sexuales en Ecuador.