BannerPronunciamientos-CartaAbiertaAElComercio

Oficio Nro. DPE-DP-2013-0276-0

Quito, D.M., 10 de junio de 2013

 

Asunto: EN EL TEXTO

Señora

Guadalupe Mantilla de Acquaviva DIRECTORA DE DIARIO EL COMERCIO En su Despacho

De mi consideración:

En mi calidad de Defensor del Pueblo, por medio de la presente, expreso mi desacuerdo por las afirmaciones realizadas por Diario El Comercio con respecto al Informe  y los casos  denunciados  por  la  Comisión  de  la  Verdad, principalmente  en  el  reportaje publicado el 31 de mayo, titulado "Evidencias de la Comisión de la Verdad no sirven de prueba" y el editorial titulado "Una Comisión sin Peso" publicado el sábado 1 de junio, en el que se desvaloriza eltrabajo realizado por la Comisión de la Verdad, catalogándolo como un proceso lanzado con bombos y platillos,oneroso y sin resultados.

Los casos denunciados son graves violaciones de derechos humanos y  por tanto imprescriptibles, en los que a pesardel tiempo transcurrido,  se espera que no queden en la impunidad. Ese proceso requiere de esfuerzoscomplementarios que involucran la participación de diferentes instancias del Estado y la sociedad, con el objeto de dar seguimiento a sus recomendaciones y avanzar efectivamente en la investigación y judicialización de los hechos, asícomo para que a través de la Ley propuesta por la Defensoría  del  Pueblo  y  la  Comisión  de  la  Verdad  se establezca  un  programa  de reparación integral a las víctimas y sus familiares.

La Comisión tuvo la enorme responsabilidad de abrir el camino para lograr la sanción de las  graves  violaciones  que denunció  y  que  por  tantos  años  no  fueron  atendidas  ni asumidas por el Estado. Sin embargo, habiendo analizadocon detalle el Informe, estoy convencido que existen los indiciós y el marco legal suficiente como para probar que se trató  de  graves  violaciones  o  casos  de  lesa ' humanidad,  en  los  que  hubo  políticas sistemáticas y una clararesponsabilidad del Estado.

Procesar estos delitos no será fácil tomando en cuenta el tiempo transcurrido y la clara voluntad que existió pordesaparecer evidencias y proteger a sus autores materiales e intelectuales. Es necesario aclarar que en todo procesopenal, las evidencias o insumos mediante los cuales se denuncia la existencia de un delito tienen que ser primero corrborados  por la fiscalía para solo de encontrar méritos suficientes, iniciar los juicios penales  respectivos,  por  lo que,  resulta  ilógico  suponer  que  la  valiosa  información entregada por la Comisión podía ser consideradadirectamente como prueba.

 

Carta:

images/stories/comunicados/oficio%20el%20comercio.pdf