El viernes 1 de diciembre del presente, se llevó a cabo en la Unidad Judicial de la Niñez, la audiencia pública por la acción de protección presentada por el Defensor del Pueblo, Ramiro Rivadeneira Silva a favor de las personas afectadas por la comercialización modalidad puerta a puerta de cocinas de inducción por parte de casas comerciales.

De los 2407 casos presentados, 485 son personas pertenecientes a grupos de atención prioritaria, es así que, 328 son personas adultas mayores (68%), 62 son personas con algún tipo de discapacidad (13%),  93 de estos casos son personas con doble condición de vulnerabilidad (adulto mayor y con algún tipo de discapacidad), lo cual representa el 19%.

Además, se registran casos en los cuales la vulneración de derechos es hacia  personas pertenecientes a pueblos y nacionalidades indígenas (241 casos), a personas afroecuatorianas (145 casos) y 61 casos de personas que no cuentan con ninguna instrucción formal.

Durante la audiencia pública, la Defensoría del Pueblo a través de su Adjunto de Derechos Humanos y Naturaleza, Patricio Benalcázar Alarcón y el equipo tutelar expusieron las principales afectaciones a los derechos de las personas que se habrían cometido durante la comercialización de las cocinas de inducción.

Patricio Benalcázar destacó que la institución no está en contra del programa de eficiencia energética que promueve el Estado, sino se trata de la manera en la que el Ministerio de Electricidad no regulo oportunamente y como las empresas comercializadoras afectaron los derechos de la ciudadanía.

Además de la participación de la Defensoría del Pueblo, también se contó con testimonios de las personas afectadas, quienes manifestaron que fueron engañadas, pues al momento de recibir las cocinas no les entregaron información veraz.

La Audiencia no concluyó y a pedido de la Jueza y con el aval de las partes correspondientes, se reinstalará nuevamente el próximo martes 5 de diciembre a las 14h00.